Municipios
Una ciudad signada por la corrupción

El Partido de La Costa al servicio de los De Jesús y sus amigos

El intendente Juan Pablo de Jesús junto a su padre, el ex jefe comunal, Juan de Jesús, manejan a su antojo los hilos del municipio desde hace más de 28 años. (Foto: NOVA)

Pasó el buen tiempo, se fueron los turistas y las lluvias volvieron a mostrar una vez más la desidia de los entronados en el poder por más de 28 años. El intendente Juan Pablo de Jesús, y su padre, el ex jefe comunal, Juan de Jesús, arraigados en La Costa con su plebe de mentirosos y cómplices, siguen abandonando al ciudadano.

El diluvio trajo las miserias que vive el contribuyente desde hace años: calles intransitables, escuelas sin veredas ni asfalto, pozos llenos de agua que rompen los vehículos, lagunas y ríos que recorren la comuna. 

Con el tiempo, el paisaje se volvió peligroso. Las calles de arenas eternamente abandonadas a la buena de Dios, perros famélicos por doquier, robos y toda clase de subterfugio para delinquir están a la orden del día.

Tantos años gobernando y todavía no existe una red de agua potable para la población, mientras los delegados municipales cobran su sueldo y desaparecen por días cuidando sus negocios. Tampoco se concretó la construcción de una red de cloacas, que llevó a una gran contaminación donde nadie se salva.

Como si esto fuera poco, la nueva instalación de gas natural no fue para todos los sectores por su excesivo valor, carece de presión o viene con exceso de aire y el frio no se va. En fin, demasiados casos de inoperancia o viveza, obligan a huir o enfrentar pasivamente a esta caterva de dirigentes con el voto para que esto se solucione.

Lectores: 1131

Envianos tu comentario