Municipios
El intendente no se hace cargo

Agoniza el turismo en Chascomús: murallas destruidas y paseo costanero desvalorizado

  • Muralla en pleno paseo costanero, de fondo el muelle de los pescadores.
    Foto 1 de 10
  • Muralla en pleno paseo costanero, de fondo el muelle de los pescadores.
    Foto 2 de 10
  • Escalinatas del balneario.
    Foto 3 de 10
  • Escalinatas del balneario Lamadrid.
    Foto 4 de 10
  • A metros del balneario Lamadrid.
    Foto 5 de 10
  • A metros del balneario Lamadrid.
    Foto 6 de 10
  • Escalinatas del balneario Lamadrid.
    Foto 7 de 10
  • Balneario San José.
    Foto 8 de 10
  • Balneario San José.
    Foto 9 de 10
  • Cercanías del Cementerio.
    Foto 10 de 10

Las palabras son muy lindas, sobre todo cuando se pronuncian en época de campaña, pero la verdad suele golpear al corto plazo a aquellos “nuevos” dirigentes políticos que creen que solo con palabras los problemas se solucionan.

De hecho, la gestión de Javier ‘Chapa’ Gastón, intendente de Chascomús, puso entre sus prioridades al turismo, pero parece que no tomó en cuenta que las murallas de la Costanera son una parte esencial.

NOVA pone en la agenda de este gobierno la necesidad de reparar los aproximadamente 70 metros de tablestacado caído entre el Hotel Howard Johnson y la rotonda del Cementerio, 218 metros de la vieja muralla de granito caída y con huecos peligrosos en la zona del Monolito, con una escalera destruida.

A esto se suma 105 metros de muralla bajo la cafetería Balneario Lamadrid con escalera desmoronada, coronamiento de hormigón roto, cables de la vieja red de alumbrado a la intemperie y tramos muy inseguros para los paseantes.

Finalmente, 175 metros de también antigua muralla rota de granito y por tramos desmoronada, con sus dos escaleras incluidas, entre lo que fuera el parador Atalaya, hoy centro de divertimento de los miembros de Unidad por Chascomús y el Espigón de Edificio del Turista.

Aunque probablemente falte marcar algún tramo que se muestre deteriorado al momento de intervenirse para su reparación, lo mencionado es lo que hoy se mantiene en absoluto estado de abandono a pesar de proclamarse hasta el aburrimiento la vocación por el turismo de esta gestión municipal.

Se trata de algo que pudieron resolver aunque sea en etapas como una forma simple de mantenimiento inclusive con cuadrillas de empleados municipales, obviamente en temporada estival de laguna baja y temperaturas apropiadas.

A ello se le suma el agravante de desperdiciar el momento en el que la Nación y la Provincia habían destinado gran cantidad fondos para obras a los distritos utilizando el más democrático sistema de distribución de recurso que es el índice de coparticipación, y no el viejo sistema del dedo para los amigos que durante casi 30 años usaron las distintas formas de PJ que administraron Buenos Aires.

Es cierto que las obras que hoy se están realizando son de importancia para la infraestructura de la ciudad y habrá quizá cuestionamientos respecto del cuanto y del cómo se hacen, pero no respecto de su necesidad.

No obstante, la laguna de Chascomús representa tanto para los vecinos que su rivera debería haberse incluido entre las prioridades, se trata de un espacio característico y diferenciador de la ciudad, uno de los destinos más importantes para el turismo provincial.

Sin embargo, no se le ha dado la importancia correspondiente desde esta administración. También es cierto que pocas voces se han alzado para requerirlo desde la comunidad, dejando traslucir un cierto desapego o temor a la obligación de hacer lo que debería ser un reclamo justo y sentido de los chascomusenses.

Por su parte, el Ejecutivo municipal se limitó a manifestar haber hecho gestiones ante el Gobierno bonaerense poniendo nuevamente sobre el tapete el viejo tema de las incumbencias, algo totalmente inapropiado cuando se dispone de cuantiosos recursos de origen provincial.

Y sobre todo, teniendo en cuenta que todo lo que habría que hacer podría implicar un gasto similar, a lo sumo, a unas tres cuadras de pavimento y un tramo de cañerías como el que se está colocando en la obra de macromalla.

Lectores: 2312

Envianos tu comentario