Política
Meses sin cobrar

Por la deuda en adicionales, algunos policías ven afectadas sus economías personales

En algunos casos, la deuda de la provincia alcanza los dos meses. (Dibujo: NOVA)

Mientras esperan por un aumento que no llega y crece el rumor de que la provincia irá por la caja de jubilaciones de la Policía Bonaerense, varios efectivos de la fuerza continúan sin cobrar las horas Polad y Cores, algo que dificultó aspectos de su vida personal. Por el momento, las autoridades no han brindado ningún tipo de respuesta a esta problemática que se dilata.

En algunos casos, el Ministerio de Seguridad a cargo de Cristian Ritondo, adeuda entre dos o tres meses. El conflicto se inicia en el cambio de sistema de pagos, lo que genera el retraso de estos ítems en los recibos de sueldo de los policías. En un momento se había deslizado la posibilidad de un acuartelamiento hasta tanto el gobierno se ponga al día.

En este contexto, muchos de los policías que se ven inmersos en este conflicto no pudieron afrontar los gastos que supone el inicio del ciclo lectivo, por lo que se vieron imposibilitados de enviar a hijos al colegio. Con el aumento de la canasta escolar, sumado a la deuda que el ejecutivo bonaerense tiene con ellos, no pudieron comprar los útiles.

A su vez, otra de las complicaciones que atraviesan algunos efectivos, se ven afectados por la pésima situación económica en la que tenían planeado utilizar el dinero que cobran por las Polad y Cores para afrontar gastos de impuestos, alquileres y en algunos para poder acceder a medicamentos para algún tratamiento de salud.

Mientras que, por su parte, el jefe de la Policía Bonaerense, Fabián Perroni, minimizó la cuestión de la deuda, asegurando que “se están regularizando” y justificó que la demora se debió “a un problema administrativo por el cambio de año”. Sin embargo, esta explicación no se ve en realidad, ya que son unos cuentos los efectivos que todavía esperan cobrar.

A esto se le suma el malestar en los últimos días por la decisión de Ritondo de disolver las jefaturas distritales y unificar los escalafones. Cambios que impactarán de lleno en la estructura del personal de cada distrito, porque los jefes departamentales pasarán a ser jefes de zona, en tanto que todos los efectivos que reportan a tareas de seguridad pasarán a depender del Comando de Patrullas.

Lectores: 1673

Envianos tu comentario