Panorama Político Bonaerense
Panorama Político Bonaerense

Lo que dejó el lanzamiento de candidatos en la Provincia

Arrancó la campaña: Cristina Fernández de Kirchner, Esteban Bullrich, Sergio Massa y Florencio Randazzo lanzaron oficialmente sus candidaturas. (Dibujo: NOVA)

Por Maxi Pérez (@perezmaxi), corresponsal de NOVA en Casa de Gobierno y Legislatura

La ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, utilizó como lanzamiento oficial de su candidatura un acto el Radio City de Mar del Plata, que sorprendió a propios y ajenos porque estuvo a años luz de las tradicionales movilizaciones K.

Si bien es cierto que en las inmediaciones del teatro había miles de militantes, que en su mayoría habían acatado la orden de no llevar banderas, la estética del encuentro distó mucho de las grandes concentraciones que caracterizaron al kirchnerismo.

Con un discurso de apenas unos minutos y casi quirúrgico, la ex mandataria cargó contra el gobierno nacional luego de haber puesto sobre escena a un grupo de “ciudadanos” que fueron víctimas de las políticas económicas de Mauricio Macri, para finalizar llamando a “votar por ustedes”.

La escucharon atentamente unas 1300 personas que colmaron la capacidad del teatro, y otras tantas que se apostaron en las afueras del lugar, entre las que se encontraban dirigentes, legisladores, funcionario e invitados especiales, en lo que también representa un giro del kirchnerismo de cara a la campaña.

“Nos está dando más trabajo explicarle a los compañeros que no hay que ir al acto de lo que te podés imaginar”, reconoció un legislador camporista del interior, que aseguró también que “muchos dudaron de que de verdad esa haya sido la indicación”.

La campaña K sin dudas transitará carriles minimalistas, aunque no sin la épica que caracteriza a ese espacio.  Claro que en esta oportunidad el eje estará centrado en los desaciertos económicos del gobierno y enfocada en aquellos que sufren las consecuencias.

Con sutileza, sobre el final del acto, CFK le pidió a los presentes que salgan a la calle a explicar las consecuencias del modelo económico, una forma de contrarrestar la potencia de los timbreos que realizará regularmente el oficialismo.

El “verso” de la grieta

El precandidato del Frente 1País, Sergio Massa, finalmente se presentó con actitud opositora y fuertes críticas al gobierno, sobre todo en el plano económico pero también haciendo mención al problema de la inseguridad.

Ante una multitud que se reunió en el Salón Pipa Tigre, el ex candidato a presidente buscó un nuevo equilibrio entre los cuestionamientos a la administración actual y la del kirchnerismo.

Pero aún así, la necesidad de mostrarse como una instancia superadora lo llevó a insistir con la idea de no resignarse a elegir “entre un gobierno para ricos y otro de ladrones” y por eso a cada mención crítica al macrismo seguía una al kirchnerismo en el mismo sentido.

El ex Intendente de Tigre llamó también a “terminar con el verso de la grieta”, en un intento por quebrar la polarización que marcan la mayoría de las consultoras e irrumpir como una tercera opción con más fuerza, algo que por el momento no está reflejado en los sondeos de opinión.

De quedar  finalmente tercero, sería la segunda vez consecutiva que Massa      arranca la carrera como ganador y termina con las manos vacías. Recordemos que a lo largo de casi todo el 2014 y en los primeros meses de 2015, en las instancias previas a la campaña presidencial, el Frente Renovador era el rival a vencer para el gobierno.

Pero después su candidatura se fue desinflando a medida que crecía la de Macri, hasta que finalmente quedó en un muy meritorio tercer lugar, muy lejos de las expectativas iniciales, algo que se podría repetir en esta elección.

Ring raje o timbreo

Cuando se publiquen estás líneas, los candidatos de Cambiemos estarán comenzando  el primer “timbreo” de campaña en todos los distritos de la Provincia, que además estarán encabezados por el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal.

Con una planificación territorial muy sólida, para evitar críticas y sorpresas, los referentes del gobierno irán alternando apariciones en los medios con recorridas en los  distritos bonaerenses para tomar contactos directo con los votantes, pero sin los actos masivos que caracterizan a la política tradicional.

El equipo de campaña tiene claro que el PRO nunca tuvo capacidad de movilización y el radicalismo la perdió hace ya mucho tiempo, por lo que sería  completamente inútil  ir por ese camino, aunque de todas maneras no se descarta algún acto  estilo “charla Ted”, que el oficialismo ha impuesto como nuevo paradigma de mitin político a tal punto que el resto de los espacios tuvieron en sus lanzamientos una estética similar.

Hoy Esteban Bullrich y Gladys González siguen siendo prácticamente dos desconocidos para la mayoría de los bonaerenses y el objetivo del gobierno es utilizar eso como una potencialidad en las zonas en las que los mismos tengan condiciones objetivas de crecimiento electoral, e instalándolos como “los candidatos de Macri y Vidal” en aquellas en las que no alcancen a remontar vuelo propio.

La campaña estará segmentada por ejes temáticos y cada candidato profundizará alguna de las áreas que le interesa al gobierno, para lo cual ya se realizó un intenso couching que incluyó información sobre obras públicas, estadísticas sobre el delito y un puntilloso detalle sobre los planes de asistencia social en la provincia, para que todos puedan dar respuesta a cualquier cuestionamiento.

El radicalismo esta acoplado a esta lógica de campaña, pero excluido de todo el circuito de formación de candidatos, que se reservó exclusivamente para hombres y mujeres del PRO.

El único debate vigente en estos momentos es sobre la conveniencia o no de seguir inflando a CFK como principal opositora, porque algunos creen que eso está generando el efecto “voto útil” para aquellos que quieren castigar al gobierno, y que por tratarse de elecciones legislativas se permitirían votar a la ex presidenta no para volver al pasado, sino para golpear al Ejecutivo en donde más le duele. 

Por eso es posible que se multipliquen los frentes en los próximos días, aunque sin duda que el tema “corrupción” seguirá estando en el centro de la escena para Cambiemos.

Cuarta posición

Florencio Randazzo brindó desde Bolívar el discurso que no pudo dar Sergio Massa por sus acuerdos electorales y fundamentalmente porque el ex Ministro no tiene la necesidad de fustigar todo el tiempo a la ex Presidenta por lo que puede balancear distinto sus argumentos.

Con eje en la economía, pero también la seguridad, la educación y los derechos humanos, el hombre de Chivilcoy dejó en claro que el objetivo está puesto en el 2019, con un enfoque que pareció destinado a aquellos peronistas que hace rato se fueron del partido, porque salvo por el color azul, no hubo ni una sola de las imágenes que caracterizaron a los actos del PJ.

Algunos rumores posteriores a la ruptura definitiva con el cristinismo hablaban de muchos “niveles de acuerdo” entre CFK y Randazzo de cara al futuro, lo que podría ser consistente con lo que se vio este viernes, en el que si bien hubo críticas  a la gestión anterior, como cuando el precandidato pidió no resignarse al “roban pero hacen”, no estuvieron en la misma proporción que las que recibió el gobierno.

Sobre el final el ex Ministro se permitió un sutil guiño hacia el pasado y dijo que la campaña la van a encarar con “la alegría de los locos que persiguen un sueño y yo tengo un sueño”, lo que recordó para algunos el primer discurso de Néstor Kirchner ante la Asamblea Legislativa en el que dijo “vengo a proponerles un sueño”.

Lectores: 7156

Envianos tu comentario