Política
El caso de Sánchez Zinny

La oscura relación de Cambiemos con los carapintadas de la ultraderecha del peronazionalismo

Martín Sánchez Zinny es el hermano del ministro de Educación Bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny.

Se sabe que el gobierno de Mauricio Macri tiene una tendencia en sus decisiones a inclinarse hacia la derecha. El último caso que reflejó ese giro es el del policía de Avellaneda, Luis Chocobar, quien está acusado de asesinar por la espalda a un delincuente mientras escapaba. Días después, el presidente lo recibió en Casa Rosada, catalogándolo como un héroe.

Sin embargo, hubo otros episodios a lo largo de su gestión que dieron cuenta y apuntalaron esa posición, como por ejemplo cuando el ex militar Aldo Rico fue parte de un desfile organizado por el ejecutivo. Además, entre sus filas se encontraba al frente de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, quien fue parte del movimiento carapintada.

En ese marco, hay otro nombre más que figura relacionado a Cambiemos que sigue la misma línea de los mencionados anteriormente. En la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal designó a un economista al frente del Ministerio de Educación, el cual una parte importante de su familia tiene un pasado tormentoso.

El hombre involucrado en cuestión es Martín Eduardo Sánchez Zinny, hermano del titular de la cartera educativa bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny. El primero de ellos fue detenido en junio de 2017 y está acusado, junto a otros tres militares, de la desaparición de 32 miembros del PRT-ERP cuando revistaban en el Regimiento de Infantería Mecanizada 6 de Mercedes.

En el pasado más reciente, además, fue carapintada (al igual que Gómez Centurión) y participó activamente dentro del grupo de militares que se acuarteló durante la Semana Santa de 1987 en Campo de Mayo, en un levantamiento que intentó derrocar al presidente Raúl Alfonsín. Actualmente se encuentra con prisión domiciliaria por la causa que instruye el juez federal Daniel Rafecas.

En ese marco, está acusado de mantener “privado ilegalmente de su libertad a Pablo Pavich (alias Pascual, Andrés o Andresito), quien ya encontrándose en tal condición habría sido trasladado a fin de individualizar el inmueble en el cual se hallaba Arancibia”, tal como como figura en la acusación que pesa en su contra.

Entre las víctimas que se le atribuyen a Sánchez Zinny y este grupo de tareas que desempeñó en los primeros meses de la última dictadura militar, se encuentran Cristina Cournou y Nicolás Grandi, hermana y cuñado del cantante Víctor Heredia, y Rocío Martínez Bobolla, madre de los periodistas Camilo y Bárbara García.

Lectores: 1114

Envianos tu comentario