La Provincia
Corrupción en el Instituto de la Vivienda

Los malabares de Gigante para ocultarle a Vidal el video que compromete a Passaglia

El ministro de Infraestructura, Roberto Gigante, intenta evitar las consecuencias de un escándalo. (Foto: archivo NOVA).

Continúa la rosca en las altas esferas del gobierno bonaerense por detener la aparición de un polémico video que complica seriamente a las autoridades del Instituto de la Vivienda de la provincia de Buenos Aires que hoy conduce Ismael Passaglia.

Tal como viene explicando el portal Realpolitik, desde su desembarco al frente de dicho Instituto, la gestión de Passaglia ha estado teñida por denuncias de corrupción. Cuando fue nombrado como administrador general del organismo, no tuvo mejor idea que poner a su hijo, Santiago, como subadministrador. La gestión entrante corrió con las intenciones políticas de Evert Van Tooren, el candidato de Cambiemos en Esteban Echeverría que debió dar un paso al costado y conformarse con la titularidad de la Subsecretaría de Tierras.

Luego, la historia ya narrada: durante su gestión, Van Tooren logró colar un puñado de cooperativas dentro del Instituto. Tras su salida, una de estas cooperativas de su extrema confianza oriunda de Esteban Echeverría montó una escena hollywoodense para filmar a Santiago Passaglia, ahora devenido diputado provincial, contando dinero y haciendo “arreglos non sanctos” con trabajadores.

Quienes tuvieron la oportunidad de ver el video, aseguran que en el mismo se puede observar a Santiago Passaglia acompañado por un empresario muy conocido de San Nicolás, especializado en la venta de materiales para la construcción y beneficiario de trescientas viviendas, auspiciando de valijero y recibiendo dinero ilegal.

La noticia difundida por Realpolitik despertó preocupación en las altas esferas del gobierno, principalmente dentro del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos. Es que hasta el mismísimo ministro Roberto Gigante le estaría ocultado a la gobernadora María Eugenia Vidal el escándalo y teme que, más pronto que tarde, el polémico material se lleve puesto no solo a los adláteres de Passaglia sino a todas las autoridades del Ministerio.

Lectores: 2160

Envianos tu comentario