Judiciales y Policiales
Buchones 2.0

Ritondo convirtió una Superintendencia de la Policía en un grupo para espiar el Facebook de los uniformados

El ministro Cristian Ritondo parece estar muy preocupado por lo que pasa en las redes sociales. (Foto: NOVA)

En medio del reclamo de mayores señales de austeridad por parte de la gobernadora María Eugenia Vidal, se supo que su ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, a través de una subsecretaría a su cargo, destina valiosos recursos de su cartera para "investigar" los perfiles de los uniformados en diferentes redes sociales para luego sancionarlos si se detectan posteos o comentarios en contra del Gobierno.

La dependencia que estaría encargada de "stalkear" a los efectivos policiales es la Superintendencia de Inteligencia Criminal, que el año pasado salió de la órbita de la Policía para pasar a depender de la Subsecretaria de Planificación, Gestión y Evaluación del Ministerio de Seguridad, que conduce Vicente Ventura Barreiro.

Según los rumores, desde hace varios meses esa Superintendencia dejó de lado su actividad de investigación para intentar detectar la posible comisión de delitos por parte de los integrantes de la fuerza de seguridad, para dedicarse casi exclusivamente al control de las redes sociales.

Así como lo hace la ministra de Seguridad a nivel nacional, Patricia Bullrich, que hasta exhibió ante la prensa el centro de control de redes sociales, Ritondo decidió destinar fondos millonarios para revisar cuentas de Twitter y Facebook, pero en este caso no para identificar ataques y amenazas informáticas, sino para que revisar y controlar a los policías bonaerenses.

La dependencia a cargo de Ventura Barreiro tiene ahora como principal función colaborar con asuntos internos, aunque el trabajo que realiza es más parecido a lo que en la jerga tumbera tendrían a cargo un grupo de "buches" o "buchones" atento que deben delatar a los efectivos policiales que realicen algún posteo o comentario impropio, pero también a aquellos que critiquen la gestión de Ritondo y de la gobernadora Vidal en las redes.

Recordemos que las herramientas de privacidad de algunas redes sociales impiden que el contenido generado sea visto por perfiles que no están en la lista de contactos, por lo cual el equipo a cargo de esta tarea viene desarrollando una red de perfiles "amigos" entre los uniformados para tener acceso a los contenidos que generan los 90 mil integrantes de la Policía y así poder dar aviso a Asuntos Internos si fuera necesario.

No queda claro si esta medida forma parte de las políticas de austeridad de Vidal o si se trata más bien de un despilfarro de recursos para perseguir y disciplinar a los uniformados, lo cierto es que desde hace años las protestas del cuerpo se organizan a través de las redes, por lo que Facebook y Twitter se convirtieron en un verdadero problema para las autoridades.

Lectores: 11134

Envianos tu comentario