Municipios
Insultos en Twitter

Dirigente del Frente Renovador de Rivadavia y funcionario judicial de la Provincia calificó de "rata" a un diputado

El referente del Frente Renovador de Rivadavia, Juan Alberto Martínez, junto a Sergio Massa.

El cruce de acusaciones en Twitter suele caldear los ánimos. Y algunos tuiteros terminan lanzando insultos como si estuvieran en la cancha.

Este miércoles, quien se pasó de rosca en las redes sociales fue el líder del Frente Renovador de Rivadavia, Juan Alberto Martínez, según informa el portal Tiempo del Oeste. El también empleado judicial calificó de “rata” al diputado nacional Fernando Iglesias en la red social del pajarito.

El caso podría tratarse de un intercambio más de dardos envenados a los que nos tiene acostumbrados la política. Sin embargo, tiene una gravedad institucional particular dado que Martínez combina la actividad política con su rol de funcionario del Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires. Y por lo tanto, debe respetar el Estatuto aprobado por la Suprema Corte bonaerense.

Como se sabe, “Juanci” Martínez es empleado –de los más antiguos- del Juzgado de Paz Letrado de Rivadavia. Por ende, queda alcanzado por el Acuerdo 2300 de la SCBA. Llamar “rata” a un diputado nacional, que más allá de las diferencias ideológicas que pueda haber es, ante todo, un representante del pueblo, no comulga con los estándares que la Corte bonaerense pide a sus empleados, del primero al último.

El artículo 66 del Estatuto del Agente Judicial establece en su inciso “e” que los agentes están sujetos al deber de “observar en el servicio y fuera de él una conducta decorosa y digna”. El diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define decoro como “honor, respeto, reverencia que se debe a una persona por su nacimiento o dignidad”. En las siguientes acepciones lo describe como circunspección, gravedad, pureza, honestidad, recato, honra, pundonor o estimación. No hay nada del concepto de decoro en decirle "rata" a un legislador, o a quien sea.

El mismo artículo añade en su inciso “j” que los agentes judiciales deben “respetar las instituciones constitucionales del país”. Es una obviedad aclarar que la investidura de diputado nacional conlleva el carácter institucional que le otorga la Constitución Nacional a los representantes del pueblo.

Además, el Estatuto contempla para aquellos funcionarios judiciales que no respeten estas obligaciones cívicas la pena de cesantía. Así lo prevé el artículo 72 de la norma.

Fuego cruzado

Todo comenzó cuando el músico Javier Malosetti mantuvo un fuerte cruce por Twitter con el diputado Fernando Iglesias, luego de que respaldara a militantes detenidos durante los disturbios frente al Congreso ocurridos el 18 de diciembre, día en que se votó la reforma previsional.

"Hola, Javier. No sabía que eras kirchnerista. Saludos, eh", disparó Iglesias al comenzar la discusión que fue subiendo de tono. “Mirá vos, sin embargo todos sabemos que vos sos una pobre rata”, le respondió Malosetti.

Ahí fue cuando Martínez, al igual que miles de internautas de todo el país, se metió en la contienda con un insulto. Y utilizó el mismo que Malosetti: “rata”. La diferencia está en la ley; y en que Malosetti es artista,  mientras Martínez pertenece al Poder Judicial. Por ende, tiene algunos deberes más que un ciudadano común. Es importante tenerlo presente.

Lectores: 2114

Envianos tu comentario