Panorama Político Bonaerense
Panorama Político Bonaerense

Apareció el billete y ¿todos contentos?

Macri, Vidal y Lorenzetti celebran el acuerdo. (Dibujo: NOVA)

Por Maxi Pérez (@perezmaxi), corresponsal de NOVA en Casa de Gobierno y Legislatura

El tratamiento del proyecto de presupuesto que el ejecutivo envió a la Legislatura iba a ser el tema saliente de la semana en materia de discusión política, tanto por el apuro del gobierno por aprobarlo antes del recambio, como por las críticas recurrentes de sectores de la oposición sobre el endeudamiento, sin embargo, los anuncios sobre un arreglo extrajudicial sobre el litigio con Nación por el Fondo del conurbano, modificó sensiblemente la escena.

La gobernadora María Eugenia Vidal estaba al tanto de que iba a haber novedades sobre el reclamo y por eso ordenó suspender la sesión en la cámara de Diputados que estaba convocada para el jueves, en medio de sospechas sobre   la posibilidad de algunas ausencias negociadas para conseguir más fácil los dos tercios necesarios para aprobar el endeudamiento.  

Lo que no conocía Vidal era la letra chica del acuerdo propuesto por Nación, que además parece no haberla dejado conforme ya que abandonó la reunión sin hablar con la prensa y antes de que el ministro del Interior Rogelio Frigerio afirmará que había aceptado bajar la demanda presentada ante la Corte Suprema de Justicia.

El supuesto acuerdo podía ser exhibido como un triunfo por el gobierno bonaerense, como una muestra de equilibrio y autoridad por la administración central, y como un alivio para el titular de máximo tribunal, Ricardo Lorenzetti, que de este manera no deberá fallar en contra de los intereses del resto de las provincias, sin embargo con el correr de las horas se hizo evidente que las palabras de Frigerio se adelantaron a los hechos, por lo que el oficialismo debió corregir la información para evitar un costo político innecesario.

El diputado Marcelo Daletto y el ministro de Economía, Hernán Lacunza fueron los encargados de poner paños fríos sobre el asunto y mientras el primero reclamó
“prudencia” hasta conocer la letra chica de los acuerdos, el segundo ya adelantó que la provincia insistirá con el reclamo por la totalidad de los fondos, por lo que además la demanda no sería retirada de la Justicia.

Fugas en “Massa”

Tras la partida de un grupo de senadores del Frente Renovador, Sergio Massa retomó las riendas de su espacio y se puso al frente de las nuevas negociaciones para retener al menos una parte del poder tras los magros resultados electorales de octubre.

Los rumores dicen que estaría negociando la designación de Jorge Sarghini como Defensor del Pueblo de la Nación y un lugar en el directorio del Banco Provincia para Sebastián Galmarini, que no logró renovar su banca como senador por la primera sección electoral.

A cambio, su espacio acompañaría tanto proyecto de presupuesto bonaerense, algo que de todas formas se descontaba por los acuerdos previos, y las reformas propuestas a nivel nacional por el presidente Mauricio Macri.

La novedad es que ahora hay varios dirigentes del massismo que se animan a cuestionar la política de alianzas que sigue el líder renovador, ya no se callan su descontento por el acuerdo con Margarita Stolbizer y reclaman mayor discusión política y menos órdenes  de parte de la conducción.

“Nos juntamos todos los legisladores con Sergio y en vez de hablar de política, de evaluar los resultados, de ver como seguimos, solo hablamos del presupuesto para después enterarnos que ya está todo cocinado”, se quejó en off the record un diputado del interior antes de la cena que mantuvieron el jueves en San Fernando.

Otros ya adelantaron que esperan un gesto contundente del ex intendente de Tigre o aún sin anunciar ninguna ruptura enfocarán sus esfuerzos solo en los ámbitos locales en los que tienen aspiraciones de cara al 2019.

De todas formas, salvo por los 4 senadores que crearon un nuevo bloque, no está previsto que se produzcan fisuras a la hora de votar el presupuesto de la provincia, por lo que al menos hasta ese momento el poder de fuego estará intacto.

Conductor se busca

En el PJ continúa la danza de nombres, pero las formalidades empiezan a despejar el panorama y con la reserva de número y color ya están anotados el intendente de Merlo Gustavo Menendez y el de Moreno Walter Festa.

Mientras tanto el oficialismo trabaja contrarreloj para intentar evitar la compulsa y cerrar una lista de unidad, algo que parece lejano sobre todo por la falta de un liderazgo que contenga a los distintos sectores del peronismo.

El kirchnerismo aún no mostró las uñas, y aunque la mayoría de los dirigentes reconocen que los seguidores de Cristina Kirchner merecen un lugar en la conducción partidaria, la mayoría advierte que ese lugar no debería ser protagónico.

Cierto es que la candidatura del jefe comunal de Moreno hizo volar por los aires las pretensiones de Fernando Espinoza de recibir el apoyo directo de la ex presidenta y si bien no lo deja afuera de carrera, merma sus chances de generar consensos amplios hacia adentro del partido.

Incluso por fuera del debate político, el ex presidente Eduardo Duhalde aún conserva esperanzas de que la elección no se concrete y el PJ deba ser intervenido, para lo cual tiene todo preparado para que Mario Ishii se convierta en el interventor si eso ocurre. 

Lectores: 6865

Envianos tu comentario