Panorama Político Bonaerense
Panorama Político Bonaerense

Se viene el tijeretazo en la Legislatura

La gobernadora prepara un recorte que va a impactar en el funcionamiento de la Legislatura. (Dibujo: NOVA)

Por Maxi Pérez (@perezmaxi), corresponsal de NOVA en Casa de Gobierno y Legislatura

Con la certeza de que incluso un fallo favorable de la Corte Suprema de Justica podría resolver en el corto plazo el problema financiero que la provincia de Buenos Aires arrastra desde que perdió puntos de la coparticipación a mediados de los 80, el gobierno de María Eugenia Vidal necesitará para el 2018 de una pauta de endeudamiento de 85 mil millones de pesos, es decir similar a la que la Legislatura aprobó para este año.

Pero el oficialismo tiene dificultades para explicar por qué mantiene estos niveles escandalosos de endeudamiento, que además esta diversificado en pesos, dólares y euros con tasas fijas y variables, es decir una peligrosa espiral que pone en juego la sustentabilidad de las cuentas del Estado bonaerenses, por lo que deberá dar muestras de que puede reducir el déficit, racionalizar el uso de los recursos y aún así avanzar con la obra pública y cumplir con las obligaciones salariales y de promoción social de los bonaerenses.

Por eso el oficialismo presentará un fuerte recorte en "la política", que en realidad es un achicamiento del Estado en materia de gestión para el gabinete del ejecutivo y un fuerte ajuste en los presupuestos de las cámaras legislativas, con bajo impacto en las cuentas globales, pero con un fuerte simbolismo hacia la sociedad bonaerenses.

El proyecto de presupuesto contempla una reforma Impositiva que le costará al Estado 10.000 millones de pesos, una Ley de Responsabilidad Fiscal para eliminar cargos políticos por 500 millones más  y un recorte de 2.500 millones de pesos en la legislatura bonaerense,  que serán acompañados por una fuerte suba en el impuesto inmobiliario que para el segmento urbano será del 56 por ciento y del 50 por ciento en las zonas rurales.

El objetivo comunicacional del equipo económico que conduce Hernán Lacunza es poder presentar el ajuste como un esfuerzo compartido, en el que no solo los vecinos pagarán más, sino que también el Estado bonaerense y sobre todo los Estados municipales a través del pacto fiscal, se pliegan al ajuste y achican sus gastos en función de alcanzar el equilibrio en las cuestas  bonaerenses.

Además el bloque de Cambiemos deberá admitir la discusión sobre el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), que pretendía dar por concluida.  Esta herramienta de transferencias directas a los municipios fue creada a propuesta de los bloques de la oposición como condición para aprobar los endeudamientos de los años 2015 y 2016, y que iba a ser eliminado en el caso de que la provincia bajara de forma sensible la toma de deuda, que era la forma de financiar ese fondo.

La realidad es que el triunfo contundente del oficialismo en toda la provincia no le deja demasiado margen a la oposición para cambiar el rumbo y en ese sentido el primer paso lo dio el intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay  que tras el triunfo contundente en su distrito le  pidió la renuncia a todo su gabinete y anunció una reestructuración de la estructura municipal a tono con el pedido de la gobernadora, por lo que se espera que otros distritos avancen en el mismo sentido en las próximas semanas.

Implosionó 1País

Sobre el cierre de la semana comenzó una crisis que amenaza con ser terminal en el frente electoral que llevó a Sergio Massa y Margarita Stolbizer como candidatos a senadores, y que podría incluso dilapidar la frágil estructura que supo construir el ex intendente de Tigre, y con la que le ganó al kirchnerismo en el 2013.

Los magros resultados electorales, encendieron la primera luz de alarma en ese espacio.  Primero porque los "margaritos" no ocupaban ninguno de los lugares importantes en las listas, por lo que los referentes del GEN quedaron afuera, pero además porque desde los sectores del peronismo que fueron desplazados para darles lugar a sus aliados en las listas consideran que fue precisamente esa alianza lo que los llevó al fracaso electoral.

Los senadores Hernán Albisu, Alfonso Coll Areco, Gabriel Pampin y Juan Curutchet, a los que se les vence el mandato el 10 de diciembre, decidieron abandonar el espacio del Frente Renovador y crear el bloque "Peronismo Renovador", que tendrá corta existencia, pero que podría complicar las intenciones del oficialismo de hacer valer los acuerdos previos para aprobar el presupuesto antes del recambio legislativo del  10 de diciembre.

Desde el FR residual intentaron minimizar la partida y aseguraron que los legisladores fueron "expulsados" por su escaso compromiso con la campaña, pero no se puede tapar el sol con un dedo y lo cierto es que los senadores no serían los últimos en partir del massismo, porque por lo menos la mitad de los intendentes que llevaron la boleta de 1País están intensificando los contactos con otras fuerzas políticas para evitar el caos en sus distritos.  Incluso el intendente de Tigre, Julio Zamora, estaría en esta situación.

En la cámara de diputados, dónde el massismo mantendrá un bloque de 13 legisladores, los saltos podrían replicarse y ya circulan en los mentideros políticos algunos nombres que pasarían a engrosar las filas del oficialismo, garantizándole a Vidal el quórum propio y la mayoría automática en la legislatura en los próximos dos años.

El kirchnerismo se debate entre el PJ y Comodoro Py

El diputado nacional Julio De Vido se convirtió esta semana en el primer legislador en funciones en ser detenido por la Justicia desde la vuelta a la democracia, con el agravante de que la detención se produce sin una condena firme y le resta entonces unos votos a la oposición porque el ex ministro fue desaforado, pero no expulsado de la cámara.

Los primeros rumores indicaban que el caso del ex ministro fue apenas un ensayo de los sectores del gobierno que pretenden bloquear el acceso de Cristina Fernández de Kirchner a una banca en el senado, una especie que no cuenta con el visto bueno del presidente Mauricio Macri, pero que es impulsada por el poder mediático al que es permeable por lo menos una parte de los legisladores de Cambiemos.

Fue el senador elector y triunfador en la última elección, Esteban Bullrich, el que  salió a desmentir los rumores y afirmó que no hay ninguna posibilidad de que la ex presidenta no asuma en la cámara alta y puso paños fríos a las expectativas del oficialismo.

Pero de todas maneras, mientras el peronismo nacional empieza a dar muestra de aislamiento del kirchnerismo, los dirigentes bonaerenses de esa fuerza están obligados a oscilar entre el debate por la renovación del partido y el avance de las causas que podrían llevar a mucho de ellos a los tribunales de Comodoro Py y posiblemente de ahí a la cárcel de Ezeiza sin escalas, aun sin una condena firme, como ocurrió con De Vido.

Para demostrar que la cuestión judicial no es una preocupación, la ex presidenta prepara una gira por Europa antes de asumir su banca el 10 de diciembre, sin embargo, debió declarar ante Claudio Bonadío este jueves y probablemente lo haga por lo menos en dos oportunidades más antes de asumir, sin descartar que se presente un pedido de desafuero y detención también antes de diciembre.

Por eso, todo el kirchnerismo oscila entre las discusiones por la reconstrucción del PJ y los múltiples procesos judiciales que enfrentan en la Justicia federal.

Lectores: 9351

Envianos tu comentario