Panorama Político Bonaerense
Panorama Político Bonaerense

Tú tienes la receta, la fórmula secreta... para ganar en la provincia

Vidal de nuevo encabeza el último tramo de la campaña de Cambiemos. (Dibujo: NOVA)

Por Maxi Pérez (@perezmaxi), corresponsal de NOVA en Casa de Gobierno y Legislatura

La gobernadora María Eugenia Vidal, como ya lo hizo en la campaña para las PASO, se convirtió en figura sobresaliente de Cambiemos de cara al 22 de octubre, a tal punto que su voz se escucha entre 4 y 5 veces más que la de los propios candidatos y unas 10 veces más si solo tenemos en cuenta a Esteban Bullrich, primer candidato a senador nacional y por eso mismo el más importante de los referentes electorales del oficialismo.

El objetivo es repetir el efecto del spring final antes de las primarias, que lograron acortar la brecha con Unidad Ciudadana casi hasta hacerla desaparecer,  solo que ahora es el oficialismo el que aparece arriba en las encuestas y por eso los movimientos son lentos y con paso firme, para evitar el exitismo  previo a la elección, que podría contrastar con un triunfo no lo suficientemente holgado como indican los sondeos, y ni hablar de una sorpresiva derrota, lejana pero posible si se tiene en cuenta que del 20 por ciento de votantes que no eligieron ni a Bullrich ni a Cristina Fernández de Kirchner son proclives a cambiar su voto.

Está claro que Vidal y Mauricio Macri juegan en tándem y mientras la gobernadora pretende plebiscitar su propia gestión o más específicamente su propia imagen como dirigente política, el presidente le propone a los bonaerenses un plebiscito sobre la gestión anterior.   La fórmula es poner frente a los ojos de los bonaerenses los mejor de la gestión actual y lo peor de la anterior, confiando en que esa combinación haga dudar incluso a aquellos que sin estar de acuerdo con el gobierno creen que es momento de superar las viejas rencillas y apostar a un nuevo diálogo político.

Esta semana quedó claro también que estas elecciones son el escalón necesario para la consolidación de Cambiemos como fuerza política estable, para lo cual el PRO logró anular al radicalismo, al que hoy tiene contenido en discusiones intestinas por espacios meramente testimoniales, mientras que utiliza la billetera para apaciguar las urgencias de los intendentes del partido centenario que mantienen alguna pretensión de autonomía.

Además, será la antesala de tres proyectos reeleccionarios, que empiezan a caer de maduros por su propio peso.  Porque si el oficialismo confirma su lugar como primera minoría a nivel nacional, mayoría en algunas provincias, los dos años siguientes en materia política serán solo el trampolín para que Macri, Vidal y Horacio Rodríguez Larreta se mantengan por un período más en los sillones más importantes que ofrecen los cargos ejecutivos en todo el país.

Hago este llamado, para que tú vuelvas

La candidata de Unidad Ciudadana cree que llegando al senado habrá cumplido su misión de poner una voz disruptiva en el Congreso que se oponga de frente al ajuste que propone el gobierno, con chances incluso de generar simpatías en otros legisladores, aún aquellos que hoy se muestran reticentes a compartir un bloque con "la jefa" y promueven una movida aislacionista que deje a Cristina sin chances de protagonista en las filas del PJ.

En términos de estrategia de campaña, la ex presidenta ocupa el mismo lugar que Vidal y es figura excluyente, aunque en este caso debe desandar su imagen negativa, una verdadera mochila de plomo a que ella misma ha denominado "estereotipos" construidos desde los grandes medios de comunicación para denostar su figura, un argumento que tiene buena parte de verdad, pero que se sostiene en cuestiones concretas como la tragedia de Once, los bolsos de José López, las 90 causas contra Julio De Vido, etc.

Para revertir esa situación Cristina está realizando una raid televisivo en el que esta intentando mostrarse en su cotidianeidad, alejada del poder, con charlas por momentos vacías de contenido político, pero por momento con importantes definiciones y hasta mucho de las autocríticas que le reclamaban muchos sectores, todo eso mechado con apariciones masivas en distritos del conurbano, en los que aspira a mejorar su performance a pesar de la advertencia de algunos intendentes, y pequeños actos esporádicos en municipios del interior.

Como sea, los resultados del 22 dejaran en claro que al menos en la provincia de Buenos Aires no hay ningún dirigente que mida como CFK, por lo que será de mínima una pieza fundamental para el futuro armado del peronismo para el 2019, un triunfo la erigirá en candidata a presidenta sin lugar a dudas, pero con una derrota el panorama se complejiza y de acuerdo a la diferencia que saque el primero y al porcentaje que alcance la ex mandataria habrá que ver quien llama a quien para que vuelva.

Tú no ves que yo estoy sufriendo, es muy dura esta prueba

El massismo sufre la profundización de la sangría que ya lo afectó en las PASO y  la caída podría llegar a los 5 puntos, dejando al frente 1País completamente fuera de la discusión en algunos distritos importantes, como por ejemplo la ciudad de La Plata en dónde algunos sondeos adelantan que si no logra detener la fuga de votos, la lista de renovadores y margaritos no superara el piso para alcanzar una banca en el Concejo Deliberante.

Como si fuera poco, la campaña de Sergio Massa está plagada de errores conceptuales, algunos que ya acompañaron los intentos de Margarita Stolbizer y otros nuevos, propios de una fuerza que tiene equipos, tiene propuestas, pero carece de herramientas para dar la disputa comunicacional.

Así como Stolbizer decía "yo ya gané", autoexcluyéndose entonces de la disputa en 2015, ahora Massa promete que "un día van a ganar los que tienen que ganar", aunque no deja en claro de la mano de quién ni cómo, y para rematar ese spot contiene un demoledor "un día va a ganar la clase media", única clase a la que menciona de manera clara y precisa, demostrando que el objetivo no son los sectores populares, ni los excluidos.

El ex intendente de Tigre confía en que "un día" va a ganar, pero ese día no será el 22 de octubre, lo que además amenaza con dejarlo también afuera de la carrera por el 2019.  Su socia, aun con la baja en el caudal electoral, estará más tranquila, ella ya ganó.

Lo estamos perdiendo, lo estamos perdiendo

Florencio Randazzo se aferra a la idea de no traicionar a los casi 600 mil bonaerenses que los votaron, el problema parece ser que por lo menos una parte de ellos no tendrían problemas en traicionar al ex ministro y migrar su voto hacia otra de las opciones electorales.

Sobre la campaña, es quizá la más floja de todas.  Quizá en la última semana aparezcan en los spots los verdaderos “motivos para votar a Randazzo” y no siga esa enumeración de pretendidas virtudes del candidato, algunas de las cuales incluso son muy fáciles de poner en duda.

Bonus Track: silencio Farmacity

La presión de Mario Quintana, vice jefe de gabinete nacional y accionista y ex ceo del Grupo Inversor Pegasus, está a punto de lograr que su empresa, Farmacity, ingrese a la provincia violando las leyes vigentes, lo que además pondría en riesgo la vigencia del modelo sanitario de farmacia que rige en la provincia.

A pesar del reclamo de los farmacéuticos y del resto de los profesionales y de que la Justicia bonaerense ya se expidió al respecto, incluso con un fallo unánime del máximo tribunal provincial, la gobernadora Vidal se limitó a decir que la Justicia deberá decidir sobre el litigio. Los profesionales esperaban que la mandataria tuviera una actitud más firme, pero por ahora solo obtuvieron silencio de radio sobre el tema.

Lectores: 22070

Envianos tu comentario