Panorama Político Bonaerense
Panorama Político Bonaerense

El reclamo por Maldonado se hizo sentir en la Provincia

La situación se mezcló fuertemente con la de los docente, sobre todo después de que los gremios anunciaran que desarrollarían actividades en el aula referentes a la desaparición del joven artesano. (Dibujo: NOVA)

Por Maxi Pérez (@perezmaxi)

Una sola pregunta multiplicada por decenas de miles de voces en redes sociales, charlas de café, encuentros causales o programados, sesiones legislativas, spots televisivos y marchas en todo el país, se instaló con fuerza: ¿Dónde está Santiago Maldonado?, y ya nadie puede hacerse el distraído ni mantenerse neutral.

En la provincia de Buenos Aires, la situación se mezcló fuertemente con la de los docente, sobre todo después de que los gremios anunciaran que iban a desarrollar actividades en el aula referentes a la desaparición del joven, con un cuadernillo que además permitiría tocar los derechos humanos en general. 

Desde el oficialismo casi inmediatamente pusieron el grito en el cielo y acusaron a los maestros de llevar "la política" a las escuelas y hasta circularon notas modelo con las que los padres supuestamente podían pedir autorización para retirar a sus hijos para evitar que presenciaran esa clase.

Por error estratégico o por mera provocación, apenas 24 horas después de este escándalo, el ex ministro y actual candidato de Cambiemos Esteban Bullrich se presentó sin previo aviso a dos escuelas de Chivilcoy y Berisso y participó de recorridas y actividades junto a los alumnos, en clara actitud proselitista, que sin embargo no tuvo la misma repercusión del tratamiento del caso Maldonado en las aulas.

La otra novedad de esta semana es que volvió a sesionar la Legislatura, por tercera vez en el año, con lo cual ambas cámaras están comenzando a protagonizar un verdadero papelón de inactividad, que además no respeta ni orden ni prioridades de los bonaerenses. 

Pero de todas maneras los diputados volvieron a sus bancas y allí también el reclamo estuvo presente a través de carteles que portaron los legisladores de la oposición o bien a través de menciones a lo largo del debate.

Sobre los expedientes aprobados, muy poco para decir, para destacar apenas una modificación sobre el cálculo de honorarios para los abogados, el resto un cúmulo de declaraciones y beneplácitos que son una suerte de moneda de cambio entre bloques a la hora de negociaciones menores.

Estilo CFK

La candidata de Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner, relanzó su campaña en La Plata, recuperando en parte su estilo confrontativo y su oratoria extensa, con sutilezas (“Gato por liebre”) y momentos filosos, como la obvia mención a la desaparición del artesano, sosteniendo su imagen y recordando lo actuado junto a Jorge Taiana sobre desaparición de personas en el escenario internacional.

Sin embargo, la ex mandataria hizo un esfuerzo por cuidar las formas, a tal punto que su discurso fue más bien una versión edulcorada de las intervenciones de barricada que solía tener en los patios de la Casa Rosada frente a un auditorio fanatizado.

Se notó un intento de hacer equilibrio entre ambas versiones.  O como dijeron aliviados algunos dirigentes de primera línea, después del discurso de CFK, "la militancia necesitaba de este momento de encuentro con ella".  La realidad es que a lo largo de toda la campaña para las PASO le resultó muy difícil a algunos referentes contener a "la tropa", que se negaba a aceptar que "La jefa" había cambiado a un estilo más moderado.

A partir de ahora y por las próximas 2 ó 3 semanas veremos un reacomodamiento del estilo para tratar de encuadrar el equilibrio necesario entre la demanda de los propios y las necesidades de los otros.

Gobernadores en Massa

Con magros resultados en las PASO, el candidato de 1País, Sergio Massa, logró sin embargo hacer valer su peso específico y comenzó a asomar como referente del peronismo nacional, sobre todo ante la necesidad de los gobernadores peronistas de frenar el avance de CFK.

Pero lejos de tratarse de una relación de liderazgo o sumisión, lo de Massa con los gobernadores es una suerte de simbiosis en la que cada uno obtiene su parte. 

El ex intendente de Tigre, alcanza una sobrevida política después de dos derrotas consecutivas, con pérdida de votos incluidas, algo poco frecuente en el peronismo, y los mandatarios provinciales colocan una figura de “tapón” ante el avance de CFK. 

Además hay garantías de ambos lados, porque una vez que estos “inflen” a Massa, el líder renovador tendrá vuelo propio, pero si del otro lado las papas queman y hay que inmolarse,  el candidato a senador también está dispuesto a correr ese riesgo.

Lectores: 7748

Envianos tu comentario