Política
Rumbo al 2019

Pichetto con los tapones de punta: "El Gobierno de Macri es vergonzante"

El senador nacional, Miguel Ángel Pichetto. (Dibujo: NOVA)

El senador nacional Miguel Ángel Pichetto lanzó este jueves su candidatura presidencial en el hotel Presidente Perón. Lejos de su estilo atildado y políticamente, decidió repartir palos con generosidad a diestra y siniestra. Sus víctimas principales fueron la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el actual mandatario nacional, Mauricio Macri.

Respecto de Cristina, Pichetto calificó sus políticas como “colectivistas”, siempre dispuesta a emitir a mansalva para sostener políticas públicas que no podía darse el lujo de llevar adelante. “Fue una fiesta de la emisión sin control”, aseveró. 

Respecto del Gobierno de Macri, destacó la incapacidad de la mayoría de sus miembros para desempeñar una función pública que siguen viendo como privados dispuestos a pegar el zarpazo. En este caso, la fiesta de la emisión se reemplazó por la del endeudamiento sin límite y sin sentido, y comparó a las políticas de endeudamiento de Cambiemos con las de Bernardino Rivadavia y el empréstito de la Baring Brothers, que dos siglos después todavía se estaba pagando. “No saben historia y no les importa. Por eso repiten los errores y se endeuda con bonos a 100 años”, aseguró.

El discurso de Pichetto fue demoledor, tanto con el Gobierno como con la gestión de CFK. Llamativamente, a lo largo de toda la alocución trató de asociarlos, de presentarlos como continuidad de un mismo proceso suicida que lleva al país a la catástrofe. “Con el Gobierno de Cristina 10 millones de argentinos trabajaban, y sostenían a 18 millones que no lo hacían. Hoy los sostenidos por el populismo de Cambiemos son 20 millones”.

Pichetto destacó el sufrimiento de la clase media trabajadora, la principal víctima de la inflación, la pérdida de capacidad de compra de los salarios, el incremento de los impuestos existentes y de los nuevos que ha decidido crear este gobierno.

Para el legislador resulta fundamental recuperar la estructura productiva del país, impulsar el empleo genuino y tratar de reconstruir una Argentina pródiga “para nuestros nietos, porque con nuestros hijos no nos va a dar el tiempo, debido a la magnitud del saqueo”.

También revalorizó el primer Gobierno de Carlos Menem, el de Eduardo Duhalde y, sobre todo, los del General Perón, e hizo especial hincapié en su tercer Gobierno, y en la etapa de María Estela Martínez de Perón. “Con Isabelita la Argentina tenía 3 por ciento de desocupación –recalcó-, la deuda externa sólo era de U$D 5.000 millones y podía pagarse con una cosecha, y la UOM tenía 1 millón de afiliados. La industria metalmecánica estaba en su esplendor, en el marco del modelo productivo argentino. La dictadura vino a destruir eso, no porque a la economía argentina le fuera mal, sino porque le iba muy bien.”

También se detuvo en la cuestión inmigratoria y destacó el destrato que sufren los argentinos en aquellos países latinoamericanos que han enviado buena parte de su población excedente aquí. “

Nos usan los hospitales, los planes sociales, nuestra educación, el empleo, y después en Chile, Paraguay o Bolivia el argentino es tratado como extranjero. Los bolivianos en la argentina estudian, trabajan y tienen acceso a la salud en forma gratuita, pero Bolivia nos vende el gas a precios internacionales. Con Paraguay es el mismo caso, pero con la energía eléctrica. De Perú han llegado hace años militantes de Sendero Luminoso que han tomado el control de nuestras villas de emergencia. No propongo una política represiva, pero sí el imperio de la Ley y que si utilizan nuestros recursos, al menos acordemos contraprestaciones justas”, detalló.

Ante una audiencia entusiasta, entonada por los bombos del Club Defensa y Justicia, Pichetto se mostró confrontativo, dispuesto a dar la pelea por la Presidencia y trazó claras distancias con Cambiemos y con el cristinismo. 

También denunció redes mafiosas peruanas y chinas que operan explotando a los refugiados senegaleses, y llamó a defender a la clase media “la que sostiene el país y es la más castigada”. Pichetto está lanzado y jugando todas sus fichas a ganador. ¿Le alcanzará?

Lectores: 684

Envianos tu comentario