NOVA Deportes
Los de Flandria están que trinan

El poder político bancando a los violentos: Luciani permite que los barras de Luján recauden como trapitos

El intendente de Luján les habría entregado a los barras el control de la zona histórica basilical para que operen como “trapitos”.

Por Osvaldo Cabral corresponsal de NOVA en Luján

“La barra de Luján festeja por el permiso que les dio Oscar Luciani” el intendente, dado que según trascendió entre los muchachos del tablón, el jefe comunal durante una reunión selló una especie de “pacto” de gobernabilidad y campaña para el año que viene.

A cambio de eso les habría entregado el control de la zona histórica basilical para que operen como “trapitos”, de manera que algunos personajes denunciados por actos violentos puedan recaudar dinero cobrando a los turistas por el estacionamiento de sus autos en lugares públicos.

Pero, esto generó la durísima reacción de la barrabrava del Club Flandria, y las quejas llegaron al punto de traducirse en fuertísimos insultos en contra de reconocidos referentes políticos de la ciudad, los que quizás tengan que dejar de asistir a la cancha.

La primera parte de un informe periodístico fue dada a conocer en el día lunes, cuando informamos acerca de reuniones mantenidas entre el intendente y los barras del Club Luján, quienes en la intimidad de una reunión recibieron la bendición del mandatario, para que puedan operan sin restricción alguna en la zona histórico basilical oficiando como “trapitos”.

Esto sería, desplazando a los cuidacoches por todos conocidos, quienes también se encuentran de manera irregular cobrando por estacionamiento en espacios públicos.

La segunda parte del informe, con más detalles y las repercusiones del primero se dieron en la mañana de este miércoles, cuando se dieron a conocer los nombres de referentes políticos que operan desde hace años entre barrabravas del Club Luján y del Club Flandria.

Esta es la forma en que la política nutre a los violentos de ambas facciones, para que luego en tiempos de campaña les sirvan como fuerza de choque ante rivales partidarios.

Se trata de una vieja historia, la que a través de los años suma capítulos, independientemente de quiénes son los que se encuentran en el poder. Pese al recambio de gestiones, en las últimas décadas la manera de operar siempre fue la misma, hay una idéntica matriz de poder y de relaciones carnales con los violentos del tablón.

Y no nos referimos peyorativamente contra los hinchas de fútbol, dado que alcanza con recorrer las crónicas policiales para relacionar a muchos personajes con el narcomenudeo, los aprietes, las corridas y las peleas, además de casos de muerte a los tiros, simplemente por disputas de espacios, por poder, por dinero.

En este caso, ante el “permiso a los barrabravas del Club Luján para laburar como trapitos”, según nuestras fuentes, los violentos del Club Flandria, conocidos como “Canarios”, están que trinan e hicieron notar sus quejas, insultando telefónicamente y a través de las redes sociales a algunos referentes políticos locales.

“Se sienten traicionados”, porque “a esos mellizos hijos de p… les están dando de todo y a nosotros nos dejan de garpe”. Algunas capturas de pantalla reflejan el nivel de odio entre las facciones, pero más allá de la pasión por el deporte del balón pié, evidentemente alguna especie de indignación es por el nivel de impunidad con que se manejan algunos referentes políticos locales.

Estos, según los miembros de “la 14” no estarían cumpliendo con algunas promesas –negocios o apoyos económicos– según manifiestan en sus arrebatadas charlas de cancha y en redes sociales.

Lectores: 888

Envianos tu comentario