Panorama Político Bonaerense
Panorama Político

Interna mata justicia en la provincia

Interna mata justicia en la provincia (Dibujo: NOVA)

Por Maxi Pérez (@perezmaxi), corresponsal de NOVA en Casa de Gobierno y Legislatura

En menos de 24 horas el Procurador General de la provincia, Julio Conte Grand, se vio envuelto en dos polémicas que desnudaron una completa trama de internas judiciales con fuerte impacto político por la vinculación entre jueces y fiscales con legisladores, funcionarios operadores de diferentes espacios.

El primero de esos episodios tuvo que ver con las denuncias mediáticas del Juez Luis Carzoglio, luego de que rechazara el pedido de prisión preventiva contra el líder camionero Pablo Moyano y apuntara contra la Procuración por la filtración de algunos de sus datos personales que terminaron en informes periodísticos que calificó como un "apriete" y en amenazas de muerte que habría recibido en su domicilio.

Inmediatamente irrumpió en la escena el juez de Casación platense Víctor Violini y sumó también sus denuncias, redoblando la apuesta y afirmando que Conte Grand amenazó a jueces a través de los medios de comunicación y "es capaz de cualquier cosa, de poner un arrepentido o de hacer aparecer un cuaderno".

El poder político, sobre todo el espacio kirchnerista intentó en un primer momento manifestarse en contra de la "persecusión" de jueces y fiscales por parte del jefe de los fiscales, sin embargo primó la prudencia cuando alguien hizo notar que Conte Grand fue votado por todos los espacios en acuerdo con el gobierno de María Eugenia Vidal.

Además algunos legisladores cercanos al destituido juez Luis Arias, advirtieron que Violini es uno de los magistrados que aparece salpicado por el escándalo de la "megabanda" que habría comandado el también ex juez César Melazo, por lo que eligieron permanecer al margen por considerar que las declaraciones de titular de la Asociación de Magistrados forman parte de su estrategia de defensa, como forma de anticipación a un intento del procurador de avanzar en su contra.

Pero aún así la oposición no se mantuvo al margen de la justicia y el jueves se presentó un proyecto de declaración para rechazar el accionar del fiscal Marcelo Romero durante la toma del ministerio de Economía por parte de los trabajadores del Astillero Río Santiago, lo que llamo la atención de propios y ajenos, ya que en un primer momento la presencia del funcionario en la sede ministerial había servido para destacar que la presencia se desarrollaba de forma pacífica.

El otro episodio de Conte Grand lo tiene como actor secundario y tiene que ver con la decisión de la fiscal María Eugenia Di Lorenzo de archivar la causa contra Mateo Nicholson en las que se investigaba un posible delito de corrupción después de que se conociera un audio en el que el Director Provincial de Infraestructura Escolar le ordenaba a una subordinada que inventara los presupuestos  para la constricción de cocinas en las escuelas.

El problema es que el jefe de Di Lorenzo es Conte Grand, que antes de ocupar ese cargo fue Secretario de Legal y Técnica de la gobernación, es decir un subordinado de Vidal que además compartió gabinete con el ex funcionario del área de infraestructura escolar, por lo que las sospechas corrieron como rejero de pólvora después de que se conociera la noticia.

Es evidente que las internas políticas contaminaron el terreno de la justicia y viceversa, y seguramente de seguir avanzando se hará visible de forma más clara la grieta que también atraviesa el poder judicial en la provincia de Buenos Aires.

Lectores: 1248

Envianos tu comentario