La Provincia
Vázquez fue ubicado para disciplinar y perseguir

Graves denuncias en un Instituto de Menores en Punta Indio: el director que puso la Provincia maltrata a las empleadas

Gustavo Vázquez fue designado para meter mano dura en el Instituto. Lo denunciaron 7 mujeres por maltrato. (Foto: NOVA)

Trabajadores y trabajadoras del Instituto de Minoridad “San Isidro Labrador” situado en la ciudad de Verónica, partido de Punta Indio, denunciaron al actual director, Gustavo Vázquez, por constante maltrato y acoso laboral, principalmente hacia las mujeres que cumplen funciones allí.

El organismo depende de la Provincia, es un instituto abierto donde los jóvenes son derivados por el Consejo Zonal de Minoridad por encontrarse en situaciones de conflictividad, pero del que pueden irse libremente. El pasado año, el establecimiento estaba a cargo de un grupo de curas a partir de un convenio con el Gobierno, pero fue intervenido y de nuevo pasó a la órbita 100% estatal.

Altos funcionarios de Cambiemos del Organismo de Niñez y Adolescencia decidieron ubicar a Vázquez, quien llegó de La Plata con un alto grado de soberbia a partir de sus contactos superiores. Una de las principales órdenes que recibió de arriba fue disciplinar a los trabajadores: cuando estaban los curas, hubo una importante adhesión a un Paro durante el 2017 y el Instituto quedó con poco personal; la nota trascendió y por eso se tomó la decisión de castigar a quienes cumplen funciones allí.

El elegido fue Vázquez, que desde el día cero se mostró antipático con los empleados: “De manera cobarde, comenzó a perseguir principalmente a las mujeres, por eso recibió una denuncia que está radidacada en el Organismo, donde se le inició un sumario por violencia de género y maltrato laboral, figurando 7 mujeres como víctimas”, explicaron trabajadores del Instituto, que decidieron no dar a conocer su identidad por miedo a represalias, en diálogo con NOVA.

Para poder llevar adelante esta política, utilizó también a la vicedirectora Adriana Alarcón como cómplice: “Sin titubear, esta gestión generó que una empleada quede internada con carpeta psiquiátrica, renuncias y traslados. Además de insultar, amenazar y gritarnos, el maltrato hacia los jóvenes del Instituto es constante”, finalizaron.

Lectores: 7541

Envianos tu comentario