Judiciales y Policiales
Ritondo y sus subsecretarios, los primeros

Arrancaron los estudios para detectar a policías adictos

Vidal se empeña en asegurar que la decisión de realizar exámenes no forma parte de “una purga”. (Dibujo: NOVA)

El gobierno de María Eugenia Vidal no logra ponerle freno a la inseguridad, algo que le reclaman todos los bonaerenses, pero sí avanza con todo lo que tiene que ver con transparentar a la Policía Bonaerense.

Este lunes, expertos del Hospital Fernández de Capital Federal, arrancaron con los estudios toxicológicos al ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, los subsecretarios de esa cartera, el jefe de la Policía Bonaerense, Fabián Perroni, y 60 oficiales de la Dirección de Narcotráfico.

Los resultados de las autoridades ministeriales fueron negativos, y este martes se avanzará con los del personal de la Superintendencia del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado, que tiene base en el Bosque platense.

Ritondo había anticipado que los primeros en ser sometidos a los exámenes toxicológicos para detectar el consumo de drogas ilegales y alcohol serían él, sus funcionarios y los efectivos antinarcóticos.

"Para mí es un ejemplo que los funcionarios lo hagan", destacó Ritondo, quien señaló que se trata de un "trabajo de prevención". El ministro agregó que “no se trata de salir a cazar a quién es adicto" sino que el objetivo es "recuperarlo”.

La puesta en marcha del plan “Política de prevención y control del consumo de sustancias psicoactivas en el ámbito de la Policía de la Provincia de Buenos Aires” fue anunciado el 20 de abril pasado por la gobernadora bonaerense en una conferencia de prensa realizada en la Casa de Gobierno.

Vidal aseguró que la decisión de realizar exámenes toxicológicos a policías para detectar el consumo de drogas ilegales y alcohol no forma parte de “una purga”.

Este programa cuenta con una primera etapa en la que se realizarán los exámenes toxicológicos a unos 1.300 efectivos, a los que paulatinamente se sumará toda la fuerza.

La Bonaerense es la primera fuerza de seguridad del país en someter a sus agentes a estos controles. Este tipo de medidas ya se llevan a cabo en otras naciones latinoamericanas como México, Honduras y Ecuador.

El plan se instrumentó a través de una firma de un convenio entre la cartera de Seguridad y Fundartox, una entidad especializada en la materia y presidida por Carlos Damín, quien además de trabajar en el Hospital Fernández es un experto en Toxicología, Medicina del Trabajo y Salud Pública; y profesor en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde obtuvo su doctorado.

Lectores: 3025

Envianos tu comentario