Legislativas 2017

Mientras espera por las internas, Randazzo se acerca al massismo

Florencio Randazzo (Dibujo: NOVA).

El exministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, evalúa por estas horas la conveniencia de sumarse al acuerdo entre Sergio Massa y Margarita Stolbizer si finalmente el Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires no habilita las internas para definir candidatos para las elecciones de este año.

El plan A del hombre de Chivilcoy es competir por dentro del PJ y consolidar su candidatura con un triunfo sobre Daniel Scioli o Cristina Fernández de Kirchner, los dos referentes que suenan como posibles candidatos del kirchnerismo en el caso de una interna, pero la posibilidad de que los candidatos se definan por "consenso", los armadores del randazzismo aceleraron los contactos con otros espacios para definir una segunda opción.

“Florencio es el mejor candidatos que tenemos”, dicen los dirigentes cercanos al Grupo Esmeralda que lideran Martín Insaurralde  de  Lomas de Zamora y Gabriel Katopodis de San Martín, pero admiten que “necesita legitimarse ganando una interna, para despejar todas las dudas”.

Pero los esmeraldas también tienen varias opciones y con el lanzamiento del exministro retrasado, la posibilidad de cerrar un acuerdo con el kirchnerismo es cada vez más cercana, sobre todo cuando las encuestas muestran un crecimiento sostenido no solo de la imagen sino también de la intención de voto de CFK en algunos de los distritos más populosos de conurbano, como el de Insaurralde.

“No se puede enfrentar a Cristina si mide 40 puntos, es una suicidio”, admiten concejales y legisladores peronistas de la mayoría de los distritos de la tercera sección electoral, que de todas maneras miran con recelo la chance de llevar otra vez a la exmandataria como candidata.

Pero los números mandan y con los sondeos en la mano, Randazzo pasó a ser una segunda opción para los intendentes que pregonan la renovación del peronismo, algo que no causó sorpresa en el mundillo político, atento que, tempranamente, desde el Grupo Esmeralda  admitían que “nosotros vamos a montar las vías, para que la locomotora la maneje el que la tenga que manejar”.

Desde el lado del massismo, por el momento, niegan rotundamente cualquier tipo de contacto, porque evalúan que a diferencia de lo que ocurre con Stolbizer, una figura con buena imagen pero carente de votos, admitir reuniones con el ex ministro K implicaría reconocer que el Frente Renovador no está en condiciones de ganar las elecciones.

Pero se preparan para dar el batacazo si finalmente Sergio Massa elige no ser candidato y poner en su lugar a Stolbizer y Randazzo, lo que le permitiría sumar parte de los votos K desencantados y mostrar una amplitud de criterios que pocos espacios pueden garantizar en estos momentos.  Las definiciones no tardaran en llegar.

Lectores: 2961