Otro problema para Vidal

La pérdida de poder adquisitivo aumenta la demanda en escuelas públicas

Una consecuencia indirecta de la crisis económica genera un nuevo problema para la educación bonaerense.

A 20 días del comienzo de las clases en la Provincia, la paritaria docente no es el único problema que enfrenta el gobierno de María Eugenia Vidal, ya que en la última inscripción de matrícula escolar se produjo un verdadero "aluvión" de alumnos que pasaron de la educación privada a la pública.

La pérdida de poder adquisitivo de los salarios, sumado a los tarifazos en materia de servicios, aumento de la nafta y ahora de los peajes, así también como del valor de las cuotas en las instituciones privadas, representan un cóctel explosivo para los bolsillos de clase media y media baja, sectores que en los últimos años habían migrado a la escuela privada fundamentalmente para garantizar los días de clase.

Pero ahora se produce un retorno a los establecimientos públicos, muchos de los cuales se encuentran al borde del colapso en materia edilicia, por la falta de inversiones que arrastran desde hace años, pero también por los pocos esfuerzos que el gobierno actual destinó a resolver esa problemática.

El riesgo, según algunas estimaciones extraoficiales, es que como ya ocurrió en Capital Federal, distrito también gobernado por el macrismo, queden alumnos sin vacantes debido a la falta de planificación o que, en el mejor de los casos, algunas escuelas se vean realmente desbordadas por la cantidad de chicos que deban recibir, lo que sin dudas impacta negativamente en la calidad educativa.

Desde el ministerio de Educación que conduce Alejandro Finocchiaro, reconocen que de continuar esa tendencia, al menos por este año esa será una batalla perdida para el gobierno que no podrá dar respuestas al aumento de la demanda de vacantes en la escuela pública.

Lectores: 1622

Envianos tu comentario