Gremiales
Flores para Vidal

Profesionales de IOMA de punta contra funcionarios de la gestión anterior

Los trabajadores reclaman que se aparte a los funcionarios que vienen de gobierno de Daniel Scioli. (Foto: NOVA)

Desde la Asociación de Profesionales del IOMA (APIOMA) aseguraron que durante la gestión de Daniel Scioli las denuncias por corrupción que se realizaba en el ámbito administrativo nunca avanzaban y que las presentaciones en la justicia siempre se trababan en la instancia final por causa de la connivencia con el poder político.

A IOMA "nunca le faltó plata, sino que le sobraron ladrones" disparó Ildemar Seillant, presidente de APIOMA, a la vez que recordó que más de 600 profesionales de la salud se constituyeron como gremio para luchar contra la corrupción en la obra social de los estatales bonaerenses.

Según Seillant las irregularidades comenzaron entre los años 2007-2008 y fueron denunciadas por el personal ante los superiores sin lograr que las investigaciones avancen, lo que los llevo a descubrir que el cuerpo de auditores del organismo dependía de un contrato precario, es decir que el gobierno podía rescindirlo en cualquier momento, por ejemplo si avanzaban ante alguna irregularidad.

El dirigente afirmó también que en aquel momento ninguno de los gremio que nuclea a los estatales se interesó por acompañar sus denuncias por lo que los profesionales decidieron avanzar en la creación de un nuevo nucleamiento sindical.

“Durante años los instructores de fiscalía avanzaban muchísimo pero cuando llegaba a un lugar de decisión se paraba todo. Desde que cambió el gobierno estamos en otra situación” porque “la justicia está controlada por la sociedad, por Lilita Carrió, Margarita Stolbizer, por gente que está controlando lo que hace”.

En ese sentido aseguró que “(María Eugenia) Vidal está haciendo las cosas bien, pero no alcanza” porque hay funcionarios de segunda o tercera línea que pertenecieron a la gobernación de Scioli y además, “las empresas que están denunciadas por corrupción siguen siendo prestadoras”.

Seillant  explicó que eran las empresas las que preparaban los módulos para las prestaciones, aunque luego no cumplían con los pliegos, obteniendo un rédito extra de entre 50 y 60 mil pesos por cada paciente en el caso de las internaciones domiciliarias.

Lectores: 938

Envianos tu comentario