Temor por el traslado, estadía y regreso a Mardel

Con muchas expectativas, largó la venta de entradas para el clásico platense en la Feliz

Pinchas y Triperos se acercaron a las sedes sociales de su club para conseguir una entrada. (Foto: NOVA).

Con escasa anticipación,  la Aprevide confirmó anoche la autorización de la venta de entradas para el clásico entre Estudiantes y Gimnasia en Mar del Plata. Las populares y plateas comenzaron a volar desde temprano este lunes en 54 entre 7 y 8 y en 4 entre 51 y 53, donde se observaron colas de más de una cuadra.

El expendio de las 4.500 populares y 500 para las parcialidades de cada institución se prolongará durante toda la semana. Las generales tendrán un valor de 100 pesos, mientras que las plateas costarán 180 pesos las descubiertas y 200 las cubiertas altas. Para los que no puedan comprar sus entradas en La Plata, en los próximos días habrá venta en la Feliz.

El primer día de venta se llevó a cabo en simultáneo en ambas sedes, desde 10 a 18 horas. Las expectativas para el clásico a jugarse el próximo domingo 26 de enero son muchas y en la ciudad de las diagonales ya se vibra el encuentro que desde hace 12 años no se juega en la playa.

Los clásicos de verano entre Estudiantes y Gimnasia, Gimnasia y Estudiantes no son amistosos, a pesar de que formalmente no entreguen puntos ni sumen para la estadística general. Se juegan como los oficiales, y tienen todos los condimentos que ofrecen los dos compromisos que generalmente se juegan durante el año. Al menos, la historia así lo indica, y los seis que se jugaron en la Costa dieron muestra de ello.

En el historial veraniego hay ventaja albirroja, del mismo modo que en el general.  En el estadio mundialista de Mar del Plata jugaron cinco partido, con tres triunfos de Estudiantes y dos de Gimnasia. En Necochea, en cambio, empataron una vez.

Temor por el traslado, la estadía y el regreso

Tanto en las familias pincharratas como en las triperas reina el temor por la posibilidad de que se produzcan incidentes en alguno de los dos clásicos de verano, uno a disputarse el 26 de enero y el otro el 2 de febrero.

Desde hace tiempo no se juega el derby con la presencia de las dos hinchadas en la cancha debido a la violencia que generaba. En un cambio rotundo, los organismos de seguridad dieron el OK para que las dos parcialidades estén presentes en una ciudad a 366 kilómetros de distancia, lo que significa el traslado por ruta, la estadía en la costa y el regreso. Alerta para el Operativo Sol.

Envianos tu comentario