Opinión

17 de octubre de 1945: El día que nuestra historia cambió

Alfredo Antonuccio.

Por Alfredo Antonuccio (*), especial para NOVA.

 

 

No se exagera cuando afirmamos que por aquél entonces, en ese 17 de octubre del año 45’ nuestra historia cambió abruptamente. Ocurrió un hecho fundamental y trascendente, nada más y nada menos que la irrupción de los trabajadores a la vida política en la Argentina. Los excluidos de clase dijeron basta en esa oportunidad.

 

Sí, y por primera vez, en la historia de nuestro país, los trabajadores se movilizaron lanzándose a las calles para defender y reclamar la liberación de quien ellos consideraron que había promovido y defendido sus derechos; el coronel Juan Domingo Perón, preso en el penal de Martín García. Pasaron 66 años, desde que al rescatar a quien fuera su líder rescataban también a su propia dignidad, la de los trabajadores, que a partir de se momento pudieron mirar fijo a los ojos de sus patrones y capataces.

 

 

El pueblo trabajador metió “las patas en la fuente”

 

Cuando a los trabajadores del país, a los más desposeídos y los humildes, como al pueblo en general, se les exhibe en la acción y se pronuncia la palabra peronismo, se remite de inmediato a su mente eso que le decimos con mayúsculas:  justicia social e inclusión.

 

Es estos días en que esa histórica fecha retoma una dimensión relevante nuevamente. En efecto, el peronismo vuelve a tener la vigencia que no tuvo desde los primeros gobiernos del Gral. Perón; sencillamente porque no ha habido gobierno más peronista desde entonces que el llevan desde el 2003 a la fecha Néstor y Cristina. Las políticas inclusivas y universales de los gobiernos de Néstor y luego de Cristina Fernández, más el envión definitivo a los juicios de lesa humanidad, se articularon con una importante participación de la juventud en la política; sumado por otro lado al trabajo, a la educación, la producción, la ciencia y la tecnología, forman parte de los desafíos a futuro.

 

Todo esto es a sabiendas, de que la historia reciente nos deja ver con objetividad, que por primera vez desde la recuperación de la democracia, están estas políticas asociadas a convicciones nacionales y populares. Sí, de esos jóvenes que sienten que esa mística del 17 de octubre del 45’ también les pertenece por lo que están viviendo; y de los no tan jóvenes que ven realizar los sueños de esa revolución inconclusa, nacida de los ideales del Gral. Perón y de las propias utopías de esperanza que alguna vez nos atraparon.

 

Falta una semana para las elecciones presidenciales, y todo va indicando que, hoy las mayorías populares pueden percibir un claro puente entre aquel 17 de octubre de 1945 en  que dio a luz al peronismo en nuestro pueblo y los próximos cuatro años que se vienen con la conducción de Cristina Fernández de Kirchner en nuestra querida Argentina.

 

Las señas distintivas del liderazgo de la Presidenta tienen que ver con una esencia de la identidad peronista, aquella del 17 de octubre de 1945.

 

 

(*) Diputado bonaerense del FpV-PJ.

Envianos tu comentario