2 a 1 en el Bosque

Gimnasia dio el golpe y bajó a Independiente

Marco Pérez, el heroe de la tarde, convirtió los dos goles del equipo de Cocca, y generó el delirió de los hinchas del "Lobo".

Gimnasia dio el gran golpe en La Plata, derrotó 2-1 a Independiente y sumó tres puntos fundamentales para intentar escaparle a la Promoción. El colombiano Marco Pérez se vistió de héroe y anotó los dos tantos, mientras que Federico Mancuello marcó el empate transitorio.

Independiente juega mal en La Plata, perdía 1-0 frente a Gimnasia con gol del colombiano Pérez, con una buena definición tras aprovechar un error de la última línea roja. Pero a poco del final de la primera parte, Federico Mancuello capturó un rebote en el área y definió ante la salida de Sessa para empatar el partido y mantener la punta.


El "Rojo" salió decidido a llevarse por delante al rival. Al minuto, Hernán Fredes bajó un centro pasado, se metió en el área pero cuando quiso definir se enredó con la pelota y desperdició una chance neta de gol.

Independiente monopolizó el balón, aunque Gimnasia paró bien sus líneas para rodear a Ignacio Piatti y Darío Gandín, por lo que al "Rojo" le costaba llegar con peligro. Por eso, el líder del torneo probó otras variantes, como un buen remate de Lucas Mareque desde afuera del área que sorprendió a Gastón Sessa, aunque el "Gato" aseguró en dos tiempos.

Pero la más clara la tuvo Gimnasia a los 11. Encina picó una pelota sobre los defensores de Independiente y habilitó a Denis Stracqualursi, que demoró un tiempo y Adrián Gabbarini le ahogó el grito.

Poco a poco, con el correr de los minutos, el "Lobo" se animó a más y se adelantó en el campo de juego. El equipo de Américo Gallego no estaba fino de tres cuartos de cancha hacia delante y los dirigidos por Diego Cocca se adueñaron del balón.

Así, a los 20, Gimnasia aprovechó un grosero error del fondo de Independiente y la pelota desembocó en Marco Pérez. El colombiano se paró ante Gabbarini y picó la pelota sobre su cuerpo para decretar el 1-0.


El triunfo le daba fuerzas al "Lobo", mientras que el "Rojo" se sintió aturdido. Piatti brillaba por su ausencia y Gandín, además de su poca movilidad, no encontraba la pelota, por lo que Silvera quedaba demasiado aislado del equipo.

Si
orden y sin juego, el puntero se veía desbordado por las ganas del conjunto platense, que con mucho amor propio y pizcas de buen fútbol, manejaba las riendas del partido.

El moreno Pérez se transformaba en una pesadilla para los defensores de Independiente. Su movilidad era determinante para el fondo rojo.

Pero Gimnasia no pudo aprovechar su gran momento en el partido y el “Rojo” se lo hizo pagar muy caro. Porque en una jugada aislada, Federico Mancuello aprovechó un rebote y definió a la perfección ante la salida de Sessa. Injusto, pero poco le interesó al líder.

En el segundo tiempo el “Tolo” sacó a Walter Acevedo y pasó a Vittor al mediocampo. Puso a Julián Velázquez, un juvenil de poca
experiencia en Primera aunque mucho más conocedor del puesto.

A los ocho del complemento el “Lobo” tuvo una buena chance, pero entre Gabbarini y una mala definición de Encina, dejaron el marcador sin modificar.


Independiente no encontraba la pelota, aunque Gimnasia no tenía la lucidez para crearle problemas. Además, Mancuello, quien colaboraba en la contención, tuvo que dejar la cancha por una lesión. Piatti pasó al sector izquierdo y Lionel Nuñez entró para asociarse a Gandín en la creación.

A los 12 el “Rojo” tuvo el segundo. Un remate de Nuñez le quemó las manos a Sessa, que tapó el tiro y el rebote de Fredes. Muy bien por el arquero.

Gallego trocó piezas en el ataque. Sacó a un opacado Piatti y puso a Patricio Rodríguez, intentando darle más rapidez a las contras. Aunque poco cambió el ingreso del “Pato”

Pero a los 23 otra vez Gimnasia aprovechó un error de Mareque y Marco Pérez, cuándo no, facturó con un derechazo cruzado al palo diestro de Gabbarini. Delirio en el Bosque.

Con más corazón que fútbol, el “Lobo” se ponía en ventaja ante un equipo que jamás mostró la chapa de gran candidato. Porque careció de fútbol e ideas para imponer su liderazgo.

A ocho del final Gandín desperdició la chance más clara de Independiente en todo el partido. Con el arquero caído y el arco a su merced, remató sobre el “Gato” que estaba tirado esperando su sentencia. Increíble la displicencia del delantero.

Sin juego, pero con el alma. Así fue Independiente a buscar el empate, aunque no le alcanzó. Porque una vez la suerte no estuvo de su lado y porque, con muy poco, Gimnasia le dejó muchos interrogantes.



Síntesis del partido:

 

Gimnasia: Gastón Sessa; Alvaro Ormeño, Rubén Maldonado, Ariel Agüero, Hugo Iriarte; Hernán Encina, Fabián Rinaudo, Luciano Aued, Sebastián Romero; Marco Pérez y Denis Stracqualursi. DT: Diego Cocca.

Independiente: Adrián Gabbarini; Luciano Vella, Eduardo Tuzzio, Sergio Vittor, Lucas Mareque; Hernán Fredes, Walter Acevedo, Federico Mancuello; Ignacio Piatti; Darío Gandín y Andrés Silvera. DT: Américo Gallego.

Envianos tu comentario