Perspectivas

Los jóvenes y sus miedos

A los 6 años son las brujas o el cuco. A los 16, el recalentamiento de la atmósfera. Cuando los chicos crecen no abandonan sus miedos: los reemplazan por otros.

 

Según un informe canadiense, los adolescentes tienen tantos temores como los pequeños, pero bastante más reales: el sida, la contaminación, la influencia de la política sobre la paz mundial o la posibilidad de no encontrar un trabajo al terminar los estudios.

 

Estos datos contradicen una investigación previa que afirmaba que los adolescentes sentían menos temores. Tal vez sea porque hay más cosas por las que preocuparse. Las chicas son más miedosas que los varones: se sienten menos rechazadas si admiten sus temores.

 

El único miedo que decrece a medida que aumenta la edad es el de sentirse desaprobado por sus pares.

 

 

(*) Licenciado en Ciencias de la Educación y escritor bonaerense

Envianos tu comentario